La hormona hCG es usada como movilizadora de grasa y supresora del apetito, y acompañada de una dieta baja en carbohidratos y en grasa ofrece una manera efectiva para mejorar la composición corporal, ayudando a normalizar el porcentaje de grasa corporal.

La hormona es utilizada en formas de gotas sublinguales, es preparada por una farmacia magistral, y es un producto únicamente vendido con receta médica.

¿Cómo funciona el programa HCG?

Durante el período de uso de HCG su cuerpo se convertirá en un quemador de grasa, logrando reducir  depósitos de grasa de las “áreas problemáticas¨ como el abdomen, pecho, espalda y muslos. La mayoría de los pacientes reportan pérdidas significativas en sus medidas y porcentaje de grasa corporal. 

Efectos secundarios

Como cualquier otra prescripción médica, el hCG puede tener efectos secundarios como dolor de cabeza y sudoración. Por esto el programa debe hacerse bajo supervisión médica, aunque la mayoría de los pacientes no reportan efectos secundarios, más bien buenos niveles de energía y buen estado de ánimo. 

Las personas con serios problemas médicos como enfermedad cardíaca severa y diabetes sin controlar no son candidatos a este tratamiento. El hCG no debe tomarse durante los días de menstruación. Esta dieta es ventajosa para mujeres que tienen dificultad para perder peso y quedar embarazadas. Ha habido muy pocos reportes de reacciones adversas al hCG y muchas historias de éxito.